4. El corazón del Jardín Histórico

4.1. Palmera Real Cubana (Roystonea regia)

Capitel de Palmera real cubana

    Palmera de hojas pinnadas con capitel, endémica de la isla de Cuba y su símbolo nacional. Este ejemplar fue en su momento tan blanca como la nieve lo que atestiguan las fotografías antiguas, por lo que en este jardín es conocida como la Gran Dama Blanca. Ahora, con más de un siglo de vida, su corteza ha perdido su hermoso esplendor blanco, atacada por hongos. Aunque ya no es blanca sigue siendo una gran dama.

Palmera real cubana

Este ejemplar con sus más de 18 metros está entre los mejores de Europa, pues en Cuba donde hay 11 millones de estas palmeras, no todas llegan  a esta edad ni a esta altura (las mejores tiene 20 metros). Se puede apreciar que su tronco no es uniforme en toda su altura teniendo zonas más anchas y otras más estrechas. Esto depende que lo que llueva cada año en su zona. De esta forma,  solo midiendo su tronco podemos saber lo que ha llovido en Málaga en los últimos 150 años.

Existía otra cercana que la tradición dice fue plantada por el Presidente español Cánovas del Castillo. En 1995 un golpe de viento la partió, por eso poco después, otro político conservador, Celia Villalobos planto una muy cerca. El jardín sigue vivo…

 

Mirando a la cubana seguimos a la derecha. Andamos 2-3 metros hasta unos escalones que bajan junto a un riachuelo. Al terminar de bajar la escalera hay dos palmeras, mirar  la de la izquierda muy alta y anillada con cartel de azulejos

4.2. Livistona de Australia (Livistona australis)

Livistona australis

Palmera muy alta y elegante de hojas palmadas, con el tronco marrón y muy anillado lo que le da un porte muy refinado. Son muy rústicas aguantan muy bien el frió y el calor por lo que unido a su altura y elegancia es frecuente verlas en muchas ciudades incluso “frioleras”. Muy querida en Australia donde le ha dado muchos usos, tanto a sus deliciosos dátiles (que cambian de rojo a negro cuando maduran) como por su madera y su rafia con la que se confeccionan tejidos.

Junto a este hermoso ejemplar hay una Palmera China de abanico (Livistona chinensis), especie muy parecida que también se usa en las ciudades para adornar. Las chinensis nunca alcanzan mucha altura por lo que se emplean para plantarlas cerca de los edificios para no estorbar las vistas. Las australianas con sus 25-30 metros suelen plantarse en parques para que sobresalgan de la arboleda típica como verdaderos gigantes elegantes y bellos.

Debemos bajar ahora hacia el centro del jardín donde veremos un gran árbol que parece un pino y nos colocamos delante mirando hacia la casa. Justo en ese punto  podremos divisar cuatro preciosos ejemplares botánicos, algunos mas lejanos y otros mas cercanos, unos antiguos y otros mas nuevos pero ya con historia. Empezaremos por una palmera altísima que hay mirando a la izquierda y que parece “despeinada”.

4.3. Palmera llorona (Livistona decora) (antes L. decipiens)

Livistona decora

De la misma familia que la ultima palmera que hemos visto (Livistona) esta altísima palmera es tan  peculiar que es fácil distinguirla.  Aunque la veremos un poco lejos desde esta posición, distinguimos claramente su  tronco liso grisáceo con “rallas” como de tigre (desordenadas y cortas) que son cicatrices de hojas pérdidas. Sus largas hojas palmadas terminan de forma brusca, caídas, como desordenadas que le dan un aspecto “despeinado” o “llorón” que es uno de sus muchos nombres.

La palmera llorona arquea su tronco de forma elegante pero esa belleza la hace poco apta para nuestras ciudades donde plantamos las palmeras cerca de los edificios y necesitamos que estas sean mas rectas. Estas palmeras son australianas y crecen muy bien en La Concepción encontrando algunos otros bellos ejemplares en la zona de la estatua de la Ninfa. Pero este ejemplar es el mas importante de la Concepción, con mas de 13 metros de altura se considera una de las mas altos de Europa (o posiblemente la mas alta).

 

4.4. Palma Cunningham (Archontophoenix cunninghamiana) o palma rey.

Justo delante del pino de pisos, en linea recta hay una palmera muy delgada y con capitel con un trono de color verdoso. es bastante joven, no esperéis una gran palmera espectacular.

Palma rey
Palma Cunningham (Archontophoenix cunninghamiana) o palma rey

 Palmera de hojas pinnadas con capitel, de tronco muy esbelto y anillado procedente de Australia pudiendo alcanzar los 20 m. Este ejemplar que se observa es muy joven, pero ocupa el lugar de una de las palmeras mas importantes que ha tenido este jardín, una palmera rey de mas de 15 metros de altura que murió en 2014 al caer un gran ficus que tenia a sus espaldas y que la partió en dos (literalmente).

La Palma Cunningham es de crecimiento muy rápido si tiene agua, es hermana de la hermosa Palmera Alejandra a la que se parece, siendo ambas muy apreciadas por su suculento palmito. Suelen crecer al borde de arroyos y zonas pantanosas dando una imagen muy peculiar  a los pantanos de Australia. Con flores lilas y frutos intensamente rojos que tardan un par de meses en madurar, si la encuentras en flor es un espectáculo inolvidable, sobre todo por el bellisimo capitel verde brillante. Uno de los muchos espectáculos que se pueden disfrutar en La Concepción si llegas en la época adecuada.

 

4.5. Palmera datilera enana (Phoenix robelenii)

Hay que mirar  a la derecha estando de cara hacia la casa palacio y buscar muy cerca una palmera muy bajita y elegante que no llega ni a dos metros.

Datilera enana

Tras ver palmeras tan altas y espectaculares recordaremos que los mejores perfumes se venden en tarros pequeños. Palmera también muy frecuente en toda Málaga, que la están plantando sobre todo cerca de fuentes y zonas de agua, porque es de las pocas que aguantan bien inundaciones y exceso de humedad. No en vano viene directamente de la selva tropical de Vietnam y Laos (también del sudeste de China).

La Palmera datilera enana suele medir más de un metro de altura aunque se han descrito ejemplares de 3-4 metros. Es de porte muy elegante, con hojas muy finas muy separadas y delgadas por lo que se gana el nombre de “transparente”. Su tronco suele estar algo curvado tiene muchos entrenudos pequeños y además suelen crecer varias juntas (multicaules). Son diclinas-diodicas y son tan pequeñas y decorativas que se tiene en macetas con frecuencia ya que su crecimiento además es lento. Eso si necesita mucha luz y bastante  agua para hacer sus bonitas flores blancas y dar dátiles que como no podía ser de otra manera son más bien chiquitos, al principio naranjas para hacerse después negruzcos (solo en plantas femeninas claro). De hecho es tan bella que fue descrita por primera vez por un cultivador de orquídeas llamado Carl Roebelen que se la encontró buscando orquídeas por Laos  a mitad del siglo XVIII.

Esta palmera tiene como dos “versiones” en nuestro entorno. Hay unas de tronco muy, muy delgado y más altas y hojas más verdes que han venido directamente de Vietnam y otras con el tronco más grueso y mas bajitas que son cultivadas en viveros. Hay quien dice que el tronco mas grueso se debe a que en viveros están más sanas, pero con lo promiscuas que son las Phoenix y la de tiempo que se vienen cultivando hay sospechas que la de los viveros sea más bien un híbrido.  Definitivamente me gustan las mezclas.

 

4.6. Pino de pisos (Araucaria heterophylla)

Nos damos la vuelta y nos colocamos ante un árbol gigantesco al que no somos capaces de ver el final de la copa.

No encontrará en Málaga un árbol más alto que esta Araucaria que con sus 45 metros tiene el récord de la provincia y es el segundo árbol más alto de Andalucía. Árbol de hoja perenne y porte cónico, procedente de las Islas Norfolk (Australia), que puede alcanzar los 70 metros. Con aspecto muy simétrico y ramas muy horizontales, es característico que forme cada año un “piso” aunque los más inferiores se van poco a poco perdiendo.

Su madera es de tanta calidad y son tan rectos que son los  favoritos para la construcción de los mástiles de los grandes veleros. De hecho el Juan Sebastián Elcano, buque escuela de la armada española tiene sus mástiles hechos de araucaria.

Situada en el centro  del jardín, era ya vieja cuando la plantaron aquí, calculándose que tiene en la actualidad unos 200 años. Algunos la señalan como el verdadero árbol pastor del jardín (ver joya numero 6) pues está en el mismo centro dominando todo el paraíso tropical de la finca. Otro anciano respetable, otra joya de La Concepción.

Nos dirigimos ahora hacia la derecha, hacia una cascada y nos paramos antes de cruzar el puentecito de madera.

4.7. Nolina (Beaucarnea recurvata)

Hemos hablado tanto y tan bien de Amalia Heredia en esta guía que va a costar trabajo reconocer que cometió un error…y además botánico.

Nolina junto a la monstera

Esta especia es originaria de México donde vive en los desiertos necesitada de gran exposición al sol y sequedad. Y aquí la vemos junto a la humedad de una cascada, con sombra permanente…no podía estar en peor sitio y ya tiene más de 100 años. Las Nolinas habían sido descubiertas apenas unos años antes de crearse este jardín. Así que es posible que por ser de las primeras que llegaron a España se supiera muy poco de esta especie  y de ahí que se la plantara en un lugar tan “imposible” para su supervivencia.

Muy habitual ahora en viveros y jardines, se le llama pie de elefante porque el aspecto de su base es el de los grandes paquidermos. Cerca de este ejemplar hay otro no tan vistoso aunque igual de antiguo. No es tan vistoso porque un visitante irrespetuoso se colgó de su rama principal partiéndola en 2012.

Cien años sobreviviendo contra las peores condiciones que pueda soportar una Nolina….y por poco la mata la falta de respeto y educación por la naturaleza.

Pasamos al puentecito a la izquierda de la Nolina y nos paramos en el.

4.8. Cascada de Monsteras

Cascada de monsteras del Jardín de la Concepción

Uno de los lugares más agradables y generoso de sensaciones de este jardín es esta cascada de 4 metros de altura, escondida entre las selva de monsteras deliciosas (ver punto 1.3). Construida en 1878 por la Familia Loring, el riachuelo que origina divide en dos zonas diferentes el jardín dando ademas lugar a pequeñas cascadas, estanques, etc. Si este es el centro del jardín, la cascada de las monstera es el corazón que da la vida.

No solo se escucha el hermoso caer del agua permanentemente con un sonido muy relajante y musical, si no que apenas el día tenga un poco de sol siempre se puede vislumbrar un arcoíris en la zona más baja de la cascada. La humedad que proporcionan esta y otras cascadas, son clave para el desarrollo de la flora tropical y subtropical que el visitante está admirando. Una selva en el corazón de Andalucía.

Este aspecto de selva le ha valido a La Concepción ser elegida en muchas ocasiones para rodar películas ambientadas en lugares muy lejanos al Mediterráneo. Era propiedad de los Echevarría cuando en 1945 se simulaba estar en Cuba para rodar “Bambú” (1945) o Filipinas en “Los últimos de Filipinas”. Fue la India para Fernán Gómez y Sara Montiel en “La mies es mucha” (1948) o la misma Andalucía en “Las aventuras del Barbero de Sevilla” (1954) . En “Molokai” (1957) era Hawai; una isla perdida del pacifico en “Tabu” (1965) y los países escandinavos en “Eric, el vikingo” (1965).

Mas de 40 años después volvería FernánGómez para rodar “Marbella, un golpe 5 estrellas) (1985). Pero donde más se ha visto el jardín, con su Casa-Palacio, el Mirador e incluso el museo Loringiano, ha sido en la película protagonizada por Robert de Niro y Pilar López de Ayala en 2004.  Titulada “El puente de San Luis Rey” ha sido donde mas protagonismo ha tenido este paraíso… eso si, ambientada en las selvas del Perú. Y lo ultimo rodado hasta la fecha ha sido en 2017 un capitulo de la serie televisiva “El Ministerio del Tiempo”, también ambientada en las selvas tropicales de Sudamérica.

A partir de este puente, el resto del jardín es obra de la familia Echevarría ideado al estilo francés. El estilo francés organiza las especies con setos cuadrados dentro de los cuales hay árboles o palmeras significativos. Es de destacar también una ría muy del estilo de jardines clásicos y una bonita fuente en la zona más alta, por donde no pasaremos en este recorrido.

Cruzar el puente y seguir 4-5 metros el camino hasta una zona despejada con un seto y una palmera en su centro.