El Jardín Histórico

El Jardín Histórico es el original que crearon los Marqueses de Casa Loring y ampliaron la familia Echevarría. Sus caminos sinuosos, sus magníficos ejemplares botánicos, su luz que siempre cambia, sus cien verdes y sus arroyos melodiosos, sus estanques cantarines son los que hacen del Jardín Histórico uno de los lugares más hermosos de la tierra.

Su camino arbolado es lo primero que se ve  desde las taquillas. Llamado Camino de Carruajes es desde donde aconsejamos iniciar la visita si se viene por primera vez. El Jardín Histórico comprende 3 hectáreas de las 23 que tiene toda la finca.

Sus más de 160 años de vida lo han hecho madurar y cerrarse sobre si mismo creando un microclima único. El Jardín Histórico tiene el grado de humedad de una selva tropical, con dos grados menos de temperatura en verano y dos grados más en invierno que la ciudad de Málaga.

Alberga más 1.000 especies de plantas, la mayoría  tropicales y subtropicales, incluidas 25 especies diferentes de palmeras. El 27% son plantas americanas, el 25%  africanas, asiáticas son el 22% y un 7% de Oceanía.  Entre ellos algunos de los ejemplares botánicos más singulares, antiguos y espectaculares de Europa.

Pasear por el Jardín Histórico es introducirse en una selva cargada de historia. Historia botánica, historia política e historia social de la España del siglo XIX. Aquí esta el antiguo Museo Arqueológico, el Palacio de los Marqueses de Casa-Loring y las estatuas y templetes más característicos.

El Jardín Histórico es el que ha dado fama a La Concepción, siendo visitado por personalidades de todas las épocas, político y hasta reyes que no dejaron de admirar su belleza, su dulzura y sus cien verdes. Si el visitante solo tiene una hora u hora y media que no se lo piense, que deje para otro día el resto de La Concepción y se sumerja en este paraíso…es posible que se le pare el reloj.